Escritos menores, no por ello inferiores…

El hombre tiene una identidad predeterminada constitucionalmente, comúnmente llamada psora, o mancha, que no puede modificarla espontáneamente, QUE LO LLEVA FATALMENTE A LA ENFERMEDAD, tanto física como mentalmente.

Busca la felicidad, sin hallarla, quiebra barreras y la hallaras, con una energía similar a la tuya, todo fluirá en un sentido correcto, llegarás al fin de todos ser, la armonía con sí mismo y sus semejantes, será transcendentalmente en el otro, donde encontraras tus respuestas.

No decaigas en la búsqueda, siempre un alma te ayudara, sea un amigo, un consejero o tu médico unicista, te mostraran el camino con una palabra, su ejemplo o tu medicamento simillimum.-
No seremos tanto como pensamos, debemos encaminar nuestras acciones y sentimientos en la búsqueda de la perfección perdida ancestralmente.
Dentro de tus defectos están tus virtudes, pero en el sentido inverso, ODIO-AMOR, QUERER PARA SI, NO AMAR AL OTRO.

No es de incapaces pedir ayuda, deja la soberbia egocéntrica a un lado, estarás más cerca de sanarte integralmente.
Solo los perfeccionista piensan que no se pueden equivocar ellos ni los otros, errar es tan humano como respira, acepta tus errores y los de los demás, tratar de superarte es tan normal como la búsqueda de la perfección perdida, si lo intentas equilibradamente serás feliz con tu imperfección, y te aceptaras y aceptaras a tus semejantes tal como son así de imperfectos desde su origen, pero con la certeza de un camino a transitar con obstáculos internos mucho más complicados y causales de casi todos los obstáculos externos, generados por el mismo hombre.
Ten la seguridad que todo lo generas tu, con tu sensación de omnipotencia y dueño del universo, pero hay algo más allá que buscamos todos, la unión la unión de todas las virtudes o la idea de un paraíso perdido, que lo deberíamos encontrar con la sola observación de la naturaleza, viendo crecer una planta o un animal o un niño.
La felicidad esta cerca, tan cerca que la tienes adentro tuyo, no es más que un estado interior de plenitud con uno mismo.

Como médicos homeópatas solo podemos ayudar a darte la libertad, con un medicamento, de no enfermarte o sanar esos síntomas tan molestos, para que tengas todo tu potencial inmunológico, para defenderte de los agentes patógenos y hostiles tanto psíquicos como externos, con una energía vital equilibrada, no hay posibilidad de procesos mórbidos alguno.-
Reconociendo de antemano, como sinónimo de la acción de vivir, decimos que todo ser vivo es dueño de una energía vital, no presente en los seres muertos, se observa de acuerdo a tus pensamientos, sentimientos y acciones, el que y como piensas, sientes y actúas tu vida, manifiestan tu forma individual de sufrir y o ser feliz, UNA UNICA E IRREPETIBLE FORMA DE SER.

Peleemos por las injusticias, no las suframos, porque no solo que nos enferman, sino que no ayudamos a quien las padece, encontraras soluciones, solo ocupándote de ser, lo más justo posible, primero en tu casa chica, tu familia y luego con los demás, de nada sirve ser afable afuera y ogro adentro, no critiques, calma tu ira y reconoce tus defectos y aceptaras los defectos de los que viven con vos.

Sigue lastimándote con las perdidas afectivas, desapariciones, muertes, separaciones, acepta la realidad, enfrentarla es lo normal, pero mira al pasado , no para sufrir rencores y desamores, sino para ver que en la historia de la humanidad, que esto que te ocurre es indefectiblemente así, que lo te que pasa ya paso, lo que si puedes cambiar es la manera de sentirlo y actuarlo, tu propia manera individual, el sufrirte no conduce a nada , solo a desequilibrarte con lo que ello acarrea, y ser en un tiempo más en los desaparecidos, muertos o olvidados, cerrando un circulo vital inamovible.

Hay que vivirse diferentes y tendrás un fin distinto a tus semejantes, irradiaras nobleza, honorabilidad amor, comprensión y bondad, solo tú puedes salir de ese círculo enfermizo, de esa condición inherente a todo ser humano, sino encuentras esa puerta, busca a alguien que te ayude a encontrarla y abrirla con la mejor llave, y la que mejor conozco es la observación pura, la comprensión plena, la búsqueda de un cambio o la medicación más correcta.-
Cada cultura tiene su forma de buscar la felicidad, conociéndose dos grandes corrientes, la occidental, volcada de pleno a lo material y la oriental con la mira puesta en lo espiritual, como en todas la polaridades de la vida, ninguna es completa y deberíamos encontrar la forma de unirlas, un espíritu no será feliz si su materia no se halla sana y un cuerpo, sin un alma completa de sensaciones positivas no podrás ser pleno.

El individuo necesita primordialmente de un alma sana, para estar en condiciones de encontrar la libertad, la guía, para sus altos fines existenciales, dejando sin sustento al cuerpo material, para poder enfermarse.
Fácil el objetivo final, difícil el camino, quizás te lleve toda la vida, andar por ese buen camino, encontrar el sendero, el sentido, para lograr tu propio fin, pero bien vale la pena.

Hasta la próxima!!!

DR GERARDO MORRIELLO



Abrir chat