Cefaleas – tratamiento homeopático

Descripción

Muchas áreas de la cabeza pueden doler, en la que se incluyen una vasta red de nervios, los cuales se extienden sobre el cuero cabelludo, y ciertos nervios de la cara, boca y fauces. Los músculos de la cabeza y los vasos sanguíneos que se hallan a lo largo de la superficie y la base del cráneo también son sensibles al dolor. Los huesos del cráneo y el tejido cerebral, no obstante, nunca duelen porque los mismos carecen de fibras nerviosas sensibles al dolor. Las terminaciones de estas fibras sensitivas se denominan nociceptores, y pueden ser estimulados por el Stress, tensión muscular, dilatación de los vasos sanguíneos y otros mecanismos «disparadores» de las cefaleas. Una vez estimulado, el nociceptor envía un mensaje a lo largo de fibras nerviosas hasta las neuronas cerebrales, señalando cual es la parte del cuerpo que duele. Este mensaje está determinado por la localización del receptor o nociceptor. Un grupo de sustancias químicas posibilitan la transmisión de la información conexa al dolor, hacia el Cerebro, algunas de estas sustancias son proteínas con facultades analgésicas naturales llamadas «endorfinas», también llamadas » la morfina interior». Existe una teoría que sugiere que aquellas personas que sufren cefaleas severas y otros tipos de dolor crónico tienen bajos niveles de endorfinas que aquellos individuos quienes generalmente no experimentan dolor.

Causas

Existen muchas variedades de dolor de cabeza y muchas causas que lo provocan. La cefalea más común es por tensión muscular debida a problemas posturales, estrés o agotamiento. La sinusitis y los trastornos oculares también son causa de cefalea, que se percibe en la zona delantera del cráneo o sobre los ojos; el dolor de cabeza causado por estos trastornos generalmente empeora con el frío o después de hacer esfuerzos con la vista. Ciertas cefaleas tienen características especiales, ya que afectan solamente un lado de la cabeza con crisis muy intensas pero cortas y también producen hinchazón y enrojecimiento del ojo del lado dolorido. La migraña es un tipo especial de dolor de cabeza de naturaleza pulsátil que se acompaña de una serie de manifestaciones neurológicas (hormigueos, mareos), visuales (pérdida de la visión en una zona determinada o se ven luces brillantes) e incluso gastrointestinales (náuseas y vómitos). La razón de este dolor particular es la constricción -seguida de dilatación- de las arterias del cerebro y la baja concentración del neurotransmisor serotonina, que podría causar estos trastornos vasculares. Sin embargo, el dolor sería desencadenado por cambios hormonales, ciertas comidas o reducción repentina del nivel de estrés. Las infecciones a nivel cerebral o de meninges (capas que envuelven el cerebro y la médula espinal) también causan dolores de cabeza muy intensos. En el caso de una meningitis aguda, paralelamente al fuerte dolor de cabeza que abarca también el cuello, se presentan otros síntomas como fiebre, malestar general, vómitos y rigidez de la nuca. Otras causas de cefalea son los tumores del cerebro, que pueden provocar otros síntomas: convulsiones, pérdida del habla y trastornos de la salud mental.

Síntomas

Cada tipo de cefalea tiene características particulares en cuanto a la zona que afecta, la intensidad, la duración y la recurrencia. Además de todas estas diferencias, influye la impresión subjetiva con que cada persona describe el dolor. Las Cefaleas se clasifican en: Vasculares (incluye la conocida Migraña). Cefaleas tipo Tensión (incluyen a las cefaleas ocasionales por contractura de los músculos faciales y cervicales. Por tracción Inflamatorias las cefaleas por tracción e inflamatorias son síntomas de otros trastornos, que van desde el ACV hasta la infección de los senos paranasales

Diagnostico

Un interrogatorio minucioso proporciona los datos necesarios para un diagnóstico correcto y las indicaciones terapéuticas necesarias para un tratamiento exitoso de casi todas las cefaleas. Debe estudiarse especialmente el tipo de dolor, su frecuencia, duración, localización y síntomas asociados. La historia familiar de cefaleas y la historia psicosocial del paciente son también esenciales para la evaluación. Además, cada paciente con cefalea debe someterse a un detallado examen físico general y neurológico. Ocasionalmente, el examen el examen brinda información sobre la etiología de la cefalea, pero generalmente su objeto es tranquilizar tanto al paciente como a su familia, de que «nada serio» está causando dolor. Exámenes Complementarios: Cualquier paciente con cefalea cuyo examen neurológico revela una anomalía debe someterse a nuevos estudios. Cuando el examen neurológico es normal, no están indicados otros estudios, excepto cuando: a. Un elemento de la anamnesis sugiere un diagnóstico específico (epilepsia o tumor encefálico). b. Las cefaleas toman un nuevo aspecto, son más graves o no responden al tratamiento. c. Las cefaleas son atípicas (Neuralgia del Trigémino en un paciente menor de 30 años). Son motivo de alarma dolores muy agudos, acompañados de incoordinación, hormigueos y desmayos. Según los síntomas, pueden requerirse pruebas como tomografías computadas o resonancias magnéticas de cerebro, estudios oftalmológicos, radiografías de senos paranasales o punción de líquido cefalorraquídeo cuando se sospecha de meningitis

TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO

En nuestra vasta farmacopea existen cientos de medicamentos para el tratamiento de la cefaleas, no siendo fundamental, conocer el origen, sino conocer al paciente sufriente, en su totalidad sintomática y emocional característica e individual, por lo tanto los medicamentos utilizados con cada enfermo particular, debe ser analizado y repertorizado totalmente para poder llegar al desideratum de la prescripción, que es medicar con el simillimum.
GELSEMIUM individuo que presenta dolor occipital que empeora con el movimiento, empeora en habitaciones calidas, no tiene sed, en pacientes con trastornos de anticipación ante cualquier acontecimiento.
CIMICIFUGA en general prescripta en mujeres que sufren cefaleas premenstruales o menstruales y también en la época menopausica, son personas nerviosas, irritables y sensibles a las mínimas ofensas.
NUX VOMICA cefalea post ingesta alcohólica o después de una bronca violenta, paciente hipersensible a los ruidos y olores y con un gran deseo de justicia, que manifiesta en todos sus actos.
Solo mencione 3 medicamentos para que se pueda observar el criterio de selección, en homeopatía.

¡Hasta la Próxima!

Dr. Gerardo Morriello
Prof. Titular del Centro Argentino de Homeopatía Hanhemanniana



Abrir chat